La Reducción Metalúrgica

Química GeneralProcesos Metalúrgicos Reducción
 
La Reducción Metalúrgica:

Dentro de los procesos de obtención de los metales, la reducción se utilizaría después de la concentración y tostación en una tercera fase.

La reducción es la etapa de obtención del metal, que se lleva a cabo con distintos tipos de reductores. Algunos de los reductores utilizados en este proceso son:
  • Carbono: el coque es el reductor más barato y el más utilizado. Se usa para una amplia gama de metales: Zn, Sn, Ni, Pb y Fe.

    No se obtienen todos los metales con el mismo grado de pureza, pero para todos ellos hay una reducción con carbono.

    El hierro es el único que se aplica tal y como se obtiene. Hay casos en los que no se puede aplicar el carbono como reductor debido a las aleaciones que forma con el metal, al que deja inservible.
  • Hidrógeno: es un reductor muy caro, por lo que solo se utiliza para determinados metales como el molibdeno o el wolframio por ejemplo:

    2 WO3 + 3 H2 W + 3 H2O
  • Aluminio: se utiliza para la obtención del manganeso, vanadio, cromo o titanio, por ejemplo:

    Cr2O3 + 3 Al → 2 Cr + Al2O3
  • Magnesio: se utiliza para la obtención de titanio a partir del tetracloruro de titanio
  • Corriente eléctirca: se obtienen los metales por medio de una reducción electrolítica, que se puede llevar a cabo de dos maneras:
    • Disoluciones acuosas, para obtener cinc, cobre, estaño y plomo. Este camino no es posible para los alcalinos y alcalinotérreos ya que desplazan el agua.
    • Sales fundidas, para obtener los alcalinos, alcalinotérreos y aluminio.
 versión 1 (10/09/2015)